SALUD

Me gustaría compartir con vosotros mi historia. A mis 34 años puedo decir, sin duda alguna, que conozco la importancia sobre tener SALUD. La salud es un elemento clave y no lo valoramos lo suficiente hasta que no la tenemos o la necesitamos. Si analizamos más profundamente, los problemas de salud que nos van surgiendo en la vida, son como una prueba, que tenemos que afrontar y superar. Una vez superados, la vida puede cambiar radicalmente y hacernos absolutamente felices y sanos. El por qué unos tienen problemas de salud y otros no, es algo que no podemos demostrar ni predecir, al menos hoy en día. ¿Un castigo divino? Tal vez algunos quieran interpretar los problemas de salud como como un castigo de Díos, quién nos los manda para levantarnos y ponernos pruebas en vida, como para demostrar que somos capaces de superar un reto tras otro. Hay que tener optimismo y voluntad de superar todo e ir adelante. Si ahora mismo alguien está una situación de sufrimiento pues padece una enfermedad grave y no sabe qué hacer, como vivir con esa carga a sus espaldas, me gustaría compartir mi experiencia y conocimiento, me encantaría escuchar e intentar ayudar. Puedo relatar mi experiencia y contar lo que me ha ayudado a superarlo. El tipo de enfermedad no tiene importancia si se tiene la predisposición y las ganas necesarias para pasar por encima de todas las barreras que la vida nos pone, aunque algunas puedan parecer muros imposibles de atravesar.

Para empezar, hay que disfrutar los colores de la vida, ver el sol, la naturaleza, escuchar la música…ser curioso y querer hacer algo nuevo; querer aprender. Puede ser lo que sea: pintar, tocar piano, cantar, bailar – depende de cada uno. Nunca se sabe hasta que no se prueba, no se mejora hasta que no se intenta, no se hacen las cosas solas sino motivamos el cambio nosotros mismos. Por ejemplo, empecé un día a pintar, hace 2 meses y me salen unos cuadros muy bonitos sin haber recibido clases de pintura. Nunca pensé que sería capaz de tocar el piano, pues bien, después de motivarme y de asistir a clases, ya soy capaz de seguir las partituras, etc. Probar, seguir, insistir, lograr ,…, lo debemos ver como una carrera de obstáculos, que cuánto más entrenemos, mejor llevaremos a cabo. 

Hacerse preguntas es tan importante como el cómo hacérselas: una pregunta: ¿Porque que me pasa a mí?, o tal vez sería mejor: ¿Para que esto me está pasando? o ¿Que tengo o que conclusión tengo que entender aquí? Una vez que llegas a comprender la pregunta, vas a encontrar la respuesta, y esta respuesta te auto motivará para seguir encontrando mejores soluciones a desafíos más importantes.

Os quiero desear lo mejor, y espero que tengáis una salud fuerte y durarera.

Vuestra amiga.

Yana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close